El pasado 11 de noviembre, en el marco del noveno aniversario de nuestro colegio y bajo el Programa de Convivencia Escolar en conjunto con padres y apoderados, se realizó una colecta de alimentos no perecibles para ir en ayuda del Hogar Esperanza de Chillán.
La actividad contó con la participación de Daniela Salas en representación de los apoderados y su su hijo Bruno Barrios Salas, en la de los alumnos.
Nuestra directora Carolina Salazar, se mostró muy contenta en dicha entrega y manifestó su agradecimiento por tan noble acción en beneficio de una fundación que trabaja por restituir el derecho a vivir en una familia a niños y niñas vulnerados.