El tío Carlos nos enseña a reconocer las emociones.