Como siempre, el tío Rodolfo nos trae un entretenido juego