Luego de muchas horas en la cocina, la tía Claudia preparó unos exquisitos platos mapuches para el deleite y conocimiento de los niños de Pequeño Nazareno.